Samsung Galaxy S6 o iPhone 6: te ayudamos a elegir

Este 2015 nos ha traído una batalla de alta intensidad en los móviles de gama alta. El iPhone 6, que se estrenaba en septiembre del año pasado, suponía un paso más hacia la purificación del diseño, menos peso y más funcionalidades. Poco le duró el reinado al nuevo terminal de Apple. El pasado mes de abril comenzaba a venderse en España el Samsung Galaxy S6, un duro competidor para la marca de la manzana.

Si estás pensando en comprar un móvil con estupendas prestaciones, seguro que no te equivocas con ninguno de los dos, pero si quieres conocer en qué es mejor cada uno de los modelos, no te pierdas este post.

 

Principales diferencias del Samsung Galaxy S6 y el Iphone 6

 

Diseño

Empecemos por lo más visible. Sabemos lo que estáis pensando: ambos modelos se parecen mucho. Sobre todo desde que Samsung se rindió al aluminio para su tope de gama; dejando atrás los acabados de plástico que simulaban materiales nobles. Ahora, tanto el Galaxy S6 como el iPhone 6 y sus versiones premium: edge  y plus están acabados en aluminio y tienen bordes redondeados. El S6 ha incorporado el cristal a sus acabados para mantener el poder de sus colores: de momento blanco, dorado, azul y negro.

Un examen más exhaustivo permite detectar cierto descuido en los detalles del Galaxy S6. Es como si hubieran solo terminado la primera fase del rediseño de su móvil. O sea, que el edificio es muy chulo, pero las ventanas no son de PVC. Como ejemplo, los internautas ya han dado cuenta de errores como la falta de alineación de botones y entradas de los laterales. Quizás para la segunda fase alcancen a Apple en la importancia de las pequeñas cosas –pijadas- imprescindibles en un móvil por el que vas a pagar más de 600 euros.

 

Pantalla

Seguimos por lo más evidente. Para los que piensan que el tamaño de la pantalla importa y sigue siendo un factor clave para identificar a un tope de gama, el Galaxy S6 gana al iPhone 6. El nuevo móvil de la firma coreana tiene 5,1 pulgadas, frente a las 4,7 de Apple; pero más interesante es la resolución 2.560 x 1.440 píxels que proporciona su pantalla Quad HD. Nitidez garantizada tanto en exteriores como en interiores. El iPhone 6, con su pantalla Retina, se queda en 1.334×750 píxeles, aunque hay que decir que la calidad de imagen de Apple siempre ha sido uno de sus fuertes, por mucho que los números digan lo contrario. Los de Apple han confirmado que su nuevo modelo ofrece un mayor contraste desde más ángulos de visión y que los colores son más precisos. Con este argumento intentan aprovechar las críticas a la pantalla de Samsung. Los usuarios se quejan de que la firma coreana ofrece colores muy brillantes e imágenes muy contrastadas que después pierden fuelle cuando se pasan al papel o se visualizan en otro tipo de pantallas.

 

Cámara

Para los menos tecnólogos, será el tercer elemento en el que pongan los ojos nada más tengan ambos móviles en la mano. De nuevo el Galaxy S6 gana sobre el papel. 13 megapíxeles frente a los 8 del iPhone 6, pero hay que recordar que los de Apple presumen de tener la cámara de fotos más popular del mundo. En su nuevo modelo han mejorado la tecnología con el sensor con Focus Pixels para mejorar el enfoque automático y una apertura de f/2,2.

El Iphone 6 lo ha dado todo con el vídeo. Su cámara graba vídeos en 1080p HD y permite grabar time-lapse, películas en las que todo ocurre a cámara rápida. La cámara del Galaxy S6 tampoco se queda corta, con una resolución de vídeo de 3840×2160 y autofocus; en este caso sí más sencillo, y una apertura de obturador de f/1.9. Su punto más flojo pueden ser las fotos en interiores con poca luz; y el mejor la rapidez con la que puedes acceder a la cámara, haciendo doble clic en el botón de inicio.

 

Palabras mayores, hablemos del sistema operativo

La madre de todas las diferencias cuando hablamos del iPhone 6 y del Galaxy S6. El tipo de público acostumbrado a gamas altas es muy fiel a IOS y es difícil de conquistar por muy premium que sea el último móvil de Samsung. La interfaz ha mejorado mucho la experiencia de uso (en algunos aspectos parece haberse inspirado en los de Cupertino). El S6 apuesta por Android 5.0 Lollipop con TouchWiz que incorpora una amplia gama de personalizaciones. Aunque la oferta ha mejorado, la simplicidad de la interfaz de IOS es difícil de superar, sobre todo para los que ya están habituados. Eso sí, en Android siempre te quedará la libertad de personalizarlo con aplicaciones más “amigables” que las que permite Apple, más cerrado a intromisiones “externas”.

 

El hardware también importa

Si hablamos de cifras, una vez más gana el Galaxu S6 con un procesador A8 de 64 bits y doble núcleo a 1,4 Ghz; frente al Exynos 7420 Octacore a 2.1 ghz 64 bits. El S6 está equipado con memoria RAM de 3 GB, frente a 1 GB de iPhone.

La opción más baja en cuanto a memoria interna en el Galaxy S6 es de 32 Gb, frente a los 16 del iPhone. El resto de opciones en ambos teléfonos es idéntica: 64 o 128 Gb. Finalmente, la firma coreana ha perdido una de los que muchos entendían como ventaja frente a Apple. Desaparece la ranura para tarjeta Micro SD. A cambio, la opción de almacenamiento es OneDrive, con 100 Gb gratis, frente a los 5 Gb gratuitos en iCloud que ofrece el iPhone.

 

¿Y la batería?

La energía lo mueve todo. Si la pila se acaba, da igual la memoria interna, la interfaz o el autofocus. De ahí que, aunque lo dejemos para el final, hemos llegado a un aspecto crítico a la hora de elegir teléfono. Queda claro que un usuario que apuesta por un móvil de alta gama le da uso. Seguro que le gusta la tecnología y sacarle partido a las aplicaciones y estar permanentemente conectado. Todo eso gasta batería, por lo que el rendimiento de ésta es fundamental a la hora de elegir smartphone.

Vayamos al lío. ¿Cuáles son las diferencias? Empecemos mejor por una similitud de última hora. Samsung ha copiado a su rival ,y ésta es la primera versión del S6 con batería no extraíble. Es lo de menos, la firma coreana presume de carga ultrarrápida, 1,5 veces superior al anterior modelo; con la opción además de carga inalámbrica y 2.550 mAh, frente a los 1.810 de iPhone 6. Si tienes que agotar la batería no hay problema: tienes hasta 10 horas de uso con 3G, que se eleva a 11 con 4G; 13 horas de reproducción de vídeo y hasta 49 de audio. El rendimiento, en este caso, lo supera la firma de la manzana con 14 horas de conversación 3G, 10 horas de navegación 3G o 4G y 11 de navegación Wi-Fi.

¿Ya te has decidido? Pese a este detallado análisis de ambos smartphones, sabemos que tu experiencia anterior como usuario de Android o de IOS será determinante a la hora de decidirte. Solo te dejamos una última recomendación: si quieres un móvil de alta gama y con la última tecnología y no te importa el sistema operativo, dale una oportunidad al Samsung Galaxy S6 y podrás comparar.

 

(Visitado 1.530 veces, 1 visitas hoy)

También te puede interesar

Dejar un commentario

Por favor introduce tu nombre. Por favor introduce un correo electrónico válido. Por favor agrega un comentario.

Pin It on Pinterest

Share This