ADSL, VDSL, cable, fibra óptica… A menudo los consumidores se pierden en el baile de siglas y no diferencian entre las distintas tecnologías. Cuando elegimos una oferta de acceso a Internet, acostumbramos a apuntar directamente al precio y a la velocidad que nos ofrece, sin entrar a valorar sus pros y sus contrasHoy, desde nuestro Blog, nos hemos propuesto aclarar qué hay detrás de las siglas:

 

ADSL (Bucle de Abonado Digital Asimétrico)

  • Esta tecnología utiliza la misma red de cobre que la línea telefónica convencional para transmitir datos digitales. Es esta infraestructura la que limita el servicio, de modo que no puede garantizar siempre la misma velocidad de conexión, de ahí que los operadores ofrezcan “velocidades máximas”.
  • La velocidad depende de la distancia del hogar del usuario a la central. Cuanto más lejos, se pierde capacidad de conexión. La evolución de esta tecnología a VDSL2 permite alcanzar una velocidad de conexión mayor (hasta 30 MB con el Internet Premium de Jazztel) y permite también al usuario recibir televisión y vídeo de alta definición por la misma red de teléfono.
  • Se ve afectada por las interferencias de las conexiones circundantes.
  • El precio es más asequible que el de la Fibra Óptica y tiene mucha más cobertura de servicio.
  • En la calidad del servicio influye el estado de la red, tanto la externa como la de la propia vivienda.

 

Fibra Óptica (FTTH – Fiber to de Home)

  • Es una tecnología que utiliza hilo muy fino de vidrio o material plástico para transmitir datos a través de pulsos de luz. Llega a los hogares a través de una red nueva.
  • Permite una velocidad mayor de acceso a Internet (hasta 200 MB con Jazztel).
  • La velocidad de bajada y subida de datos es muy estable y puede garantizar velocidades simétricas constantes como con los 200 megas de subida y de bajada de Jazztel.
  • La distancia del punto de conexión a la central telefónica y las interferencias de otros usuarios no condicionan la velocidad.
  • Su principal inconveniente es que la cobertura, de momento, está limitada a algunas zonas de España (puedes comprobar la cobertura aquí). Y suele ser más cara que el ADSL, aunque existen excepciones como con la Fibra 20 Mb de Jazztel, que sale a mejor precio que el ADSL.

 

¿Cómo elegir la conexión a internet?

Todo dependerá del uso que le vayas a dar a la red. Si estás leyendo este post, es muy probable que seas de los que siempre están subiendo grandes volúmenes de información a la red (fotos, vídeos, vídeos en alta definición…) y también descargas grandes volúmenes de datos (películas, vídeo bajo demanda, vídeos en HD…) entonces necesitas o bien una buena conexión ADSL (con la tecnología VDSL2 a ser posible, o ADSL2+ como mínimo) o fibra óptica con un canal de subida grande. En este caso te podría interesar el VDSL2 hasta 30 Mb de Jazztel (con 3,5 Mb de subida) o bien a partir de la fibra a 50 Mb de Jazztel (Pack Sin Límite FIBRA 50 con 5Mb de subida y Pack Sin Límite FIBRA 200 con 200 Mb de subida) que, si bien son un poco más caros, salen a muy buen precio como tarifas convergentes y ofrecen prestaciones superiores al ADSL. Además, ahora tienes la fibra de Jazztel con 2 meses gratis de cuota de internet.

 

¿Ya sabes qué tecnología se adapta mejor a tus necesidades de acceso a Internet? ¿Quieres aportar alguna otra diferencia relevante? Déjanos tus comentarios.

(Visitado 202 veces, 1 visitas hoy)

También te puede interesar

Dejar un commentario

Por favor introduce tu nombre. Por favor introduce un correo electrónico válido. Por favor agrega un comentario.

Pin It on Pinterest

Share This